Belou +34 91 3456486

No es un secreto que me encanta Internet y casi todo lo que implica. Hoy comento algo que me parece, cuando menos, curioso. Seguro que mucha gente ha caído en la cuenta, pero que yo comento igual para aquellos que, como yo, vamos siempre un poco más lento.

Siempre tengo abierto en mi navegador, por pura costumbre, dos redes sociales y dos periódicos online generalistas: elmundo.es y elpais.com. No voy a explicar aquí sus diferencias ideológicas ni de línea editorial: ya se saben.

Pero, ¿qué pasa en su versión online? Si miramos a diario las similitudes de sus home -no solo en las noticias, sino en su disposición, titulares y tratamiento-, son a menudo extraordinarias, hasta el punto de que a veces parecería que estamos ante el mismo periódico… Hasta que ves la portada en pdf del diario impreso… y ahí se ve que no, que era un error de percepción.

¿Qué pasó entonces? Es simple: las noticias en Internet se exponen tal cual suceden (más o menos, lo sé, no soy tan ingenuo, siempre hay interpretación, pero en menor grado que en la versión offline), sin mucho tiempo para editoriales, segundos pensamientos, demasiadas interpretaciones… Y ahí, más o menos, los periódicos confluyen, porque al final se cuenta lo que acontece, sin mucho más, simplemente lo que acontece.

Noticia en la versión online del diario El País.

Noticia en la versión online del diario El País.

Noticia en la versión online del diario El Mundo.

Noticia en la versión online del diario El Mundo.

Las diferencias surgen cuando hay tiempo para ver la mejor foto, el mejor titular, el mejor planteamiento. Y esto es lo que pasa en la versión impresa -ojo, también en la online-: las noticias varían muchísimo a medida que va pasando el tiempo. No tiene nada que ver la primera vez que se suben, donde normalmente se destaca el hecho, a cómo va evolucionando con el paso de las horas al terreno de la interpretación. Pero lo “bueno” es que, a medida que pasa el tiempo, la noticia también suele perder presencia y se ve menos.

Creo que Internet de nuevo nos da una visión más “joven”, fresca, más real, sin tanto sesgo. Esta es otra más de las cosas que me gusta de esto que se llama Internet. No será este el último apunte sobre Internet y el tratamiento de las noticias.

Pablo Rueda. Director de belou, Marketing y Comunicación. Imparte los Cursos belouCamp.                                                                                                              http://about.me/prueda

Leave a reply